Luna Miguel, otra vez en la luna

La poetastra almeriense intenta parecer seria, y habla de la ceremonia de los Oscars. Opina que hay demasiado lujo, y que mientras ocurren cosas terribles como las revueltas en el mundo árabe:

Parece que cuantos más eventos culturales de este calibre existen en nuestro lado del mundo, más revueltas, manifestaciones y revoluciones se suceden en aquellos otros lugares del mundo que a veces parece que tan poco nos importan.

Antes de llegar a la profundísima reflexión, Luna declaraba su admiración por Colin Firth:

Me alegro por Colin Firth, ese hombre, qué enamoradita me ha tenido siempre, desde el Diario de Bridget Jones y Love actually, y qué raro se me hace verle en una película seria, de época, monárquica, sin las tonterías de un Hugh Grant risueño a su alrededor.

Evidentemente, “se le hace raro” porque conoce bien poco de la filmografía de un actor que ha intervenido en la versión cinematográfica de Another Country, del dramaturgo Julian Mitchell; en Lost Empires,  una adaptación de una novela de JB Priestley, junto con Sir Laurence Olivier; como protagonista, en Valmont, una de las versiones cinematográficas de Las amistades peligrosas de Choderlos de Laclos; en Shakespeare in Love y en La importancia de llamarse Ernesto; en Christmas Carol, adaptación de la obra de Charles Dickens. También en Relative values, basada en una obra de Noel Coward, y en Fever pitch, basada en otra de Nick Hornby, en una filmografía que incluye incluso una película sobre la caída del imperio romano, The lost legion.

En cuanto a El diario de Bridget Jones, por todas las objeciones que pueda oponer la inefable Luna, está basada en Orgullo y prejuicio, de Jane Austen, y Hugh Grant borda su papel como Daniel Cleaver, personaje superficial, ligón y egoista, obviamente basado en el  Charles Bingley de la novela de Austen, y némesis de Mark Darcy, representado por Colin Firth, que está a su vez basado en Fitzwilliam Darcy. La inmortal frase inicial de la novela, “It is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune must be in want of a wife” es citada, entre otros guiños, en la película.

La semiletrada Luna haría bien en leer la novela.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en general. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s